Receptura -La andropausia en el hombre


Receptura

 

Crisis de la edad madura

En la mayor parte de los casos, los hombres están en la cumbre de su fuerza creativa cuando comienzan a sentir difusos trastornos físicos y psicológicos. Algunos hombres sufren una gran presión psicológica y sus actividades profesionales pierden gradualmente su intensidad. Asimismo, en la relación sentimental ocurren frustraciones sexuales y cambios súbitos en el estado de ánimo que contribuyen a empeorar la situación. A menudo la causa de estos trastornos es la falta de hormonas como la testosterona y la dehidroepiandrosterona (DHEA). En esa fase, una terapia de reemplazo hormonal puede permitir recuperar la vitalidad y las ganas de vivir.

 

La testosterona: la hormona de la masculinidad

Al ser la hormona sexual masculina más importante, la testosterona no solamente controla el deseo y la potencia sexual y la fertilidad, sino también conserva la salud del organismo masculino y tiene una influencia positiva en el estado de ánimo y la sensación de bienestar. Aproximadamente a partir de los 40 años de edad se reducen los niveles de testosterona en la sangre aproximadamente un 1% cada año, con frecuencia sin consecuencias para el organismo. Sin embargo, en algunos hombres la carencia hormonal tiene efectos importantes: sienten pereza y desgana, rinden menos y se deprimen con mayor frecuencia. Entre otros posibles efectos está la reducción de la masa muscular y ósea e incluso la osteoporosis.

 

Es preciso determinar los valores hormonales

Puesto que en el hombre no se observa una señal externa visible de los cambios hormonales, es preciso realizar análisis precisos de laboratorio para comprobar los valores hormonales. Entre otras medidas, la consulta con un médico especialista es una buena alternativa para mejorar la calidad de vida. Un buen médico dedicará el tiempo necesario a responder sus preguntas y encontrar el tratamiento individual más adecuado, del cual puede formar parte también una terapia con hormonas naturales.